Diferentes estilos de vivienda en las que querrías vivir

Diferentes estilos de vivienda en las que querrías vivir

Estamos seguros de que sabes qué estilo de vivienda te representa y te hace sentir que es un hogar, pero tal vez no sepas ponerle etiqueta.

Cuando realizamos un proyecto de vivienda desde cero o una reforma integral, es un buen punto de partida conocer el estilo idóneo para el cliente, de manera que nuestra oferta y nuestro asesoramiento se aproxime al máximo a sus deseos.

Te contamos los estilos más populares, en qué se caracterizan y cómo puedes conseguirlos:

1) Estilo Colonial

Es un estilo clásico, que siempre ha funcionado y que a día de hoy se está reinventando para ofrecernos la familiaridad que define el estilo, con las tendencias más modernas. Hablamos de estructuras y superficies marcadas por las molduras, los adornos curvos e influencias rústicas y vintage.

La paleta de color protagonista más clásica siempre se ha caracterizado por maderas duras de cerezo o nogal muy adornadas, alfombras estilo oriental, piezas de arte oscuras, marcos dorados y tapizados coloridos en tonos tierra y oscuros. Tiende a ser un estilo más recargado.

¿Cómo usarlo correctamente en la actualidad?

La tendencia en el estilo colonial actual  combina diferentes texturas y contrastes de color. Una forma de conseguir una decoración moderna utilizando estos preciosos muebles, es combinarlo con textiles claros en sofás, cortinas y otros tapizados, suelos de parquet, lámparas modernas, paredes lisas en tonos muy neutros y con toques verdes.

Así que si tienes muebles heredados, ya sabes que puedes adaptarlos a un estilo más moderno para no renunciar a ellos.

Os mostramos qué se entiende por un estilo colonial moderno en pleno siglo XXI.

Diferentes estilos de vivienda en las que querrías vivir

2) Estilo mediterráneo

No desaproveches este estilo tan bonito si tienes una vivienda con vistas al mediterráneo. La influencia del clima mediterráneo influye en este estilo con una estética fresca, luminosa y muy acogedora y natural.

Este estilo se basa en las texturas. Se caracteriza por suelos en tonos claros y arenosos, y maderas de pino, haya, álamo, mimbres y bambú. Destacan los elemento decorativos de rafia y ratán, textiles blancos o crema, y toques en azules y/o turquesas.

¿Cómo lo podemos conseguir?

Si te estás planteando una reforma integral, te recomendamos suelos de parquet claritos, o con efecto cemento clarito o arenoso, para combinar con paredes lisas en color blanco roto.

Si te planteas cambiar las puertas, te recomendamos o bien lacarlas en blanco o cambiarlas por puertas con aspecto más natural.

En la decoración, apuesta por tejidos como el lino para cortinas, tapizados blancos, lámparas de yute, alfombras de ratán, jarrones de cerámica o arcilla, y algún toque vegetal para darle el toque final.

Lo mejor de este estilo es que puedes dejar decorada tu casa con poco presupuesto. ¡La oferta de productos es inmensa!

3) Estilo contemporáneo

Es el estilo que apuesta por la funcionalidad, la comodidad, y que nos hagan ganar sensación de amplitud. No hay que confundir el estilo contemporáneo con el minimalista, que es el que veremos a continuación.

El estilo contemporáneo es muy plural y se atreve con la mezcla de estilos, pero respetando al máximo las formas geométricas naturales.

El estilo contemporáneo es muy plural y se atreve con la mezcla de estilos, pero respetando al máximo las formas geométricas naturales.

Para conseguir un hogar contemporáneo, serán muy importantes los colores y los contrastes entre colores neutros y detalles en negro. Lo idóneo es que “la base”, es decir, lo inamovible de la casa sea en tonos neutros (taupe, crema gris…), y que los elementos removibles como sillas, lámparas, o elementos decorativos den el toque oscuro. De esa manera, sentirás mucha más seguridad al apostar por este estilo.

Dentro de la decoración contemporánea, los cantos, marcos y carpintería metálica es muy frecuente encontrarla en negro. Y si se arriesga con algo… ¡es con la iluminación! Las lámparas colgantes que suelen usarse en estas viviendas son muy variadas, innovadores y enriquecen mucho al espacio.

4) Estilo minimalista

¿Por qué un estilo minimalista? Porque tal y como está la vivienda hoy día, que cada vez son más pequeñas, muchos hogares se ven abocados a esta tendencia.

Vivir con lo mínimo posible se ha convertido en un estilo de vida, pero en decoración de hogares se ha convertido en una tendencia muy atractiva que te ahorrará energía y te generará satisfacción.

Para conseguir un casa minimalista, tendrás que evitar los espacios cargados y buscar la sencillez y funcionalidad. Al tener poco en casa, sí que recomendamos que apuestes por elementos de calidad.

La paleta de colores es mínima, y se recomienda neutra, clarita, con contrastes, pero sin abusar de ellos. Los elementos decorativos a la vista se reducirán al máximo, por lo que este estilo evitará librería o baldas abiertas. Con eso también se reduce la acumulación de polvo y el esfuerzo de retirarlo.

¿En qué hay que ser muy exigentes en este estilo? En los espacios de almacenamiento principales, como los armarios de la habitación. Deben ser lo suficientemente funcionales como para acoger tus circunstancias actuales como las futuras. Tener un armario bien revestido, nos optimizará el almacenamiento.

Diferentes estilos de vivienda en las que querrías vivir

Ahora que has visto ejemplos de estos 4 estilos tan populares estos últimos años, ¿con cuál te identificas más?